sábado, 31 de julio de 2010

Hubert Selby Jr: Salmo XVI




SALMO XVI

Canción de misericordia
porque nos aborreces con un desprecio perpetuo.

Nosotros te gritamos a ti tan dolorido,
aquellos de nosotros que no sobrevivirán.
Pero tú sigues mudo.
Nosotros creemos en ti,
en cambio tú ofreces la otra mejilla a nuestro sufrimiento.
¿Cómo puedes tentar tanto a nuestros corazones
que ya se marchitan y caen,
desecados en la cuneta,
profanados con canciones no cantadas?

Nuestra sangre fluye,
chispas saltan de sipnasis a sipnasis
pero solo para torturarnos,
hacernos agonizar,
con sangre maldecida por nuestras mentes,
rodillas no solo inclinadas
sino en carne viva y restregada con arena y vinagre,
y nosotros también nos quedaremos mudos,
no con indiferencia
sino con el dolor del desamparo.
Nos enfrentamos a nuestros demonios sin descanso
en la medida que nos azotan,
se burlan de nosotros
y se mofan
cuando arrancan los ojos de nuestras cabezas,
mastican nuestros huesos con sus ásperos dientes
y nos escupen en esperanzadoramente aterrorizados trozos
que luchan por juntarse arrastrándoseçen tu nombre:
en tu jodida miríada de nombres
tratando de encontrar el inefable "sí mismo"
en, o más allá de los sangrientos y sangrantes desperdicios
solo para darse de bruces contra Tu Impenetrable Silencio.
Y los babeantes e implacables demonios que,
de tiempo en tiempo no desgarran y desmenuzan.
Su aliento ensuciado con nuestra putrefacta carne.
He mirado en tu dirección
y he sido serenado con la belleza.
Se disipó la opresión de mi corazón
oyendo tu canción cuando un desconocido pregunta:
¿Puedo ayudarte?

Pero siempre... SIEMPRE
la canción se convierte en una burla ruidosa,
como el niño risueño
y la rosa sonriente
se vuelven garras de demonios
y no puedo correr.
Mis piernas son incapaces de aguantar el peso
de mi hueco y atormentado cuerpo,
porque mis rodillas están desgarradas
y astilladas de tanto suplicarte
y tú me fortaleces
justo lo suficiente para encararme de nuevo con mis demonios
y oler mi carne podrida y sueños en sus respiraciones...
Oh, sí, Tú me fortaleces,
pero solo para ser otra vez un objeto
para ser torturado,
y sí, Tú me guías, pero solo a la plaza
de tiempo en tiempo.
Estoy clavado en la cruz para mirar
como mis amigos son llevados por Tus promesas
a la arena
y veo y noto calientes sus tormentos.
Todo lo que es mi existencia se nutre de tus gritos
cuando su carne es mondada despacio
y escucha los chillidos de cada lágrima cuando resbala despacio
por su Dios de Amor,
la Fuente del Consuelo Infinito.
Les has abandonado otra vez y engañado otra vez
y en mi desesperación juro no confiar nunca más en Ti.

Y es lo que hago, sabiendo que Tú
has ordenado que te busque
hasta encontrarte a ti y estar lleno de Amor y Fuerza
y alargar la mano y coger la Tuya
para ser llevado de vuelta a la arena.

La cruz se deshace.
La agonía de mis amigos desgarra mis ojos y mi corazón,
aunque sus partes y trozos torturados están mudos
y hago un voto
desde lo más profundo de mi corazón,
una declaración del lugar
dentro de mí que va más allá de este cuerpo,
más allá de mi alma,
más allá de mi entendimiento
de no tratar nunca a mis amigos en la forma
en que Tú lo haces...
Un voto de nunca volverme contra ellos
como lo haces Tú,
sin importar la apariencia.
Tú puedes
para siempre
abusar de Tus hijos, pero yo me niego al abuso
en y desde lo más profundo de mi torturada mente
y cuerpo.
Aceptaré la responsabilidad de la decisión
de respetar la vida,
TODA LA VIDA,
y de tratarla con Amor y Bondad.

No, Dios,
no, no hay perdón para ti.
Pero voy a perdonar a los demonios,
estos desamparados instrumentos de Tu semblanza
y querer a mis amigos,
consolarles,
ayudarles a encontrar todos sus desprendidos, torturados "ellos mismos".
Lavar las heridas de sus rodillas
y ayudarles a mantenerse con dignidad,
ayudarle a mantenerse sobre las piernas
y enfrentarnos juntos a los ojos de los demonios.
amarlos cuando sus garras magullan nuestra carne,
sus dientes astillan nuestros huesos
por última vez.
Nosotros ya no seremos tus víctimas
nunca más
y en nuestra inocencia
nos amaremos a nosotros
y cada uno en Libertad.


Traducción de Dagmar Buchholz & David González.

Marylin on the Road

Despedimos temporada como empezamos esta historia...

Meses antes del nacimiento del proyecto, colgamos en youtube algunos videos a modo de ejemplo, apuntes del contenido de este libro y su dvd. Dentro de los trece videos que componen el metraje, los dos a continuación son los que huelen a playa y arena, a reflexión con dulzura de penas... pero siempre... con la sonrisa final que nos salva. La misma sonrisa que nos dejó descubrir por ejemplo, que On the Road tuviera 1852visitas sin mucho facebook ni promociones de un libro que aún no existía; casi dos mil ojos que han disfrutado de la maravillosa Ester. Con tres meses de vida, decidimos devolver el cariño demostrado... como no sabemos hacerlo de otro modo... en blogs a 25 frames por poema.





... en próximas entregas: silvia oviedo, inma luna, begoña paz, ana vega...

viernes, 30 de julio de 2010

1 poema de Harry Martinson



VIVIR DE VERDAD

Vivir de verdad es atreverse a elegir las propias opiniones
más que permitir que le obliguen a uno a elegir su realidad.
Te aconsejo que vomites por la boca la realidad que odias.
Sueña de buena gana y de preferencia lo que no quiere la época.
Sepárate de lo típico de los tiempos hacia delante y hacia atrás.
Los tiempos venideros están violados y cargados de todas
las cadenas imaginables
sobre todo de las de la utilidad y de las del insípido bienestar
con su acolchada seguridad, de tan poco valor para el espíritu,
y sus cochecitos de juguete para todos.

jueves, 29 de julio de 2010

las aceras del mundo de mayflor



permítanme hoy, que me anude el lazo del pelo
por una de esas poesías andantes que van besando frentes,
con una dulzura tan fuerte..
que su sonrisa infinita chapotea desde el alma;
y a veces,
se le escapa el duende de fiesta y ella ni se da cuenta
y ahí,
les juro que ahí,
podrían morir de amor las pocas buenas personas que quedan.
mayte se ha ganado la mujer que lleva
por dentro y por fuera.
un ángel tocó su gracia y con un revés de barita mágica...
ocurrió la purpurina, piruletas, acrobacias de delfines, confeti,
todo aquello de las canciones
y la felicidad brillando al aire...
permítanme aquí, digo, por invocar alguna vez
la capacidad de crear carreteras en vídeos.
porque si alguna vez la amistad fue más que compartirnos, les diré
que nuestra flor es el aliento de empujón
para proyectos de cariño del cable al colchón, y al revés círculos rojos.
a los pies de su cama conserva un collage vital en amalgama de pruebas superadas.
enamora por donde pisa mientras aletea doble juego de pestañas,
y de paso, pose de sirena con sara apoyada en el hombro,
sombra arrugada diluvia en el mar, cenizas de cristal,
aquella noche todos fuimos más humanos a su lado...
esconde un secreto
a punto de gritar a los cuatro vientos,
tiene que ver con que se parece a una cometa, se anuda la coleta, y abre bien la mirada cuando abraza a su madre (que pa´algo se viven los genes en generaciones de emociones)
y sólo quiero tomarnos un vino y tocarle la mano, y enloquecer hasta soñarnos ya exhaustas de tanto movimiento en paralelo...
así,
a rás del suelo...
y de cerca,
besarle el poema,
acurrucarla hasta que se duerma.

http://unacajallenadesorpresas.blogspot.com/

Diane di Prima: 1 poema de sus Cartas revolucionarias




CARTA REVOLUCIONARIA #50

Maquinaria: manos extendidas de hombres
haciendo el trabajo de los hombres. Ríos desviados
lavando mi ropa, fuego desviado
bailando en alambres, dando luz
y calor. Verlo así es verlo, incluso
los ríos desviados tiene que reanudar su curso, y el fuego
consumir, cualquiera que sea el nombre que le quieras dar.


Diane di Prima. REVOLUTIONARY LETTERS. Traducción del inglés: Dagmar Buchholz & David González. Last Gasp, San Francisco, USA, 2007.

miércoles, 28 de julio de 2010

La analfabeta: Agota Kristof



CÓMO HACERSE ESCRITOR (fragmentos)

En primer lugar, hay que escribir, naturalmente. Luego, hay que seguir escribiendo. Incluso cuando no le interese a nadie, incluso cuando tenemos la impresión de que nunca interesará a nadie. Incluso cuando los manuscritos se acumulan en los cajones y los olvidamos para escribir otros.
Al llegar a Suiza mis esperanzas de convertirme en escritora eran casi nulas. Es verdad que publiqué algunos poemas en una revista literaria húngara, pero las posibilidades de publicar mi obra se quedaron allí. Y cuando, tras varios años de impaciencia, por fin conseguí acabar dos obras de teatro en francés, no sabía exactamente qué tenía que hacer, dónde enviarlas, a quién enviarlas (...)
Empiezo a escribir relatos breves sobre mis recuerdos de infancia. Ni se me ocurre que algún día esos textos breves se convertirán en un libro. Sin embargo, dos años más tarde, tengo encima de mi escritorio un cuaderno que contiene una historia coherente, con un principio y un final, como una novela de verdad. Todavía falta pasarla a máquin, corregirla, pasarla de nuevo a máquina, eliminar lo que sobra, corregir aún más, hasta que considere que el texto es presentable. En este punto tampoco sé muy bien qué he de hacer con el manuscrito. ¿A quién he de enviarlo? ¿A quién he de dárselo? No conozco a ningún editor, a nadie que pudiera conocer a uno.

Agota Kristof. LA ANALFABETA (Un relato autobiográfico). Traducción de Juli Peradejordi. Ediciones Obelisco, Barcelona, 2006.

martes, 27 de julio de 2010

un poema de isabel bono

no hay herida sin cicatriz
para Begoña Paz, porque lo es todo

hay mujeres destiladas
que siembran sin miedo la tierra de antorchas

hay mujeres de barro que no acaban de secarse

hay mujeres prerrafaelistas
que no necesitan túnica ni granadas
para parecer proserpinas

hay mujeres misteriosas que lo consiguen todo

hay mujeres tortuga y mujeres jaula
y mujeres salvajes

hay mujeres adoquín y mujeres cereza

yo no quiero ser ninguna
yo no quiero ser nadie

yo no quiero ser nada

Miguel Barrero entrevista a David González en Les Noticies

En el último número de Les Noticies, Miguel Barrero, periodista, escritor y cineasta, entrevista a nuestro antólogo, David González. En ella habla sobre nuestra, vuestra, antología: La manera de recogerse el pelo y sobre sus relatos completos, editados con el título de "El debut del chico tatuado".

lunes, 26 de julio de 2010

LIMONADA

Hay momentos de soledad
en el que el corazón reconoce, atónito, que no ama.

VICENTE ALEIXANDRE

Sentirse bien con uno mismo
no consiste en la seguridad férrea que uno muestra,
mejor será desprender angustia
para ser reconocida entre humanos.
La hiel que puedas soltar
para mantenerte a buen recaudo
te será devuelta en vanos de puerta,
en huecos de ventana.
No amargues el paladar
con el miedo que nos tienes,
enfréntate a nosotros pequeña,
juega, sufre, cáete, recupera.
Si todos tus comentarios
son una mueca agria,
si nuestras ganas de amarte
se quedan desinfladas en tus dedos,
no pidas con voz estridente y alarmada
la compañía que la envidia te requiere.

La manera de recogerse el pelo en la web notodo.com

Nuestro agradecimiento a la gente que hace posible la web notodo.com, por el espacio tan amplio que le dedican a nuestra antología. En este enlace podéis leer la reseña:


Y en este otro, una galería de fotografías de las 13 poetas:


Anne Carson: La belleza del marido



AQUÍ ES DONDE HACEMOS LOS NEGOCIOS LIMPIOS AHORA VAYAMOS POR EL CORREDOR AL CUARTO OSCURO DONDE DE VERDAD GANO DINERO

Quieres ver cómo iban las cosas desde el punto de vista del marido:

vayamos a la parte de atrás,
allí está la esposa
de brazos cruzados y encarando al marido.
Lágrimas no le está diciendo él, no más lágrimas. Pero siguen cayendo.

Lo está mirando.
Lo siento dice él. Me crees, verdad.
Mirando.
Nunca quise hacerte daño.
Mirando.
Esto es trivial. Parece Beckett. ¡Di algo!
Creo que

tu taxi ya está aquí dijo ella.
Él miró afuera. Tenía razón. Le hirió
el patetismo de su fino oído.
Ahí estaba ella una persona con rasgos particulares,
un cierto tipo de corazón, vida latiendo en ella a su manera.
Le hace señas al taxista, cinco minutos.
Sus lágrimas han cesado.
¿Qué hará cuando me haya ido? se pregunta él. Su noche. Se le cortó el aliento.
Su extraña noche.
Bueno dijo él.
Sabes empezó ella.
Qué.

Si pudiera matarte tendría que volver a hacer otro exactamente igual a ti.

Por qué.
Para contárselo a.
La perfección se posó en ellos un instante como la calma sobre un lago.

El dolor permaneció.
La belleza no permanece.
El marido tocó la sien de su mujer
y dio media vuelta
y bajó
corriendo
las
escaleras.

Anne Carson. LA BELLEZA DEL MARIDO. Traducción de Anna Becciu. Editorial Lumen, Barcelona, 2003.

jueves, 22 de julio de 2010

Michael Madsen: Cerveza, sangre y cenizas.




ADIÓS

La primera vez que tuve sexo con una mujer, yo tenía 13 años.
Su nombre era Jackie. Dijo que tenía 28.
No solo me folló a mí, sino que a todos mis amigos también.
Claro que yo los traje, pero solo porque
no me creían y además todos necesitábamos un polvo, ¿sabes?

Jeff, Danny, Tim y David fueron a por Coca-Colas
esperando a Jackie en el pasillo blanco.
Estaba casada y nos lo dijo, así que un día esperamos
y vimos a su marido llegar a casa, saliendo de su coche
y caminando por la acera. Solo vió a cinco chicos
sentados en el tejado del edificio y viéndole caminar.

El triste árbol navideño. Los platos sucios en el fregadero.
La colada de Jackie y la pletina rota.
Los Picapiedra en la TV mientras le chupábamos las tetas
y nos agarró uno tras otro. Oímos que estaba a punto de mudarse
y la miramos desde el tejado mientras cargaban el camión.
Finalmente se iban y desde el coche miró atrás y nos dijo adiós.

Michael Madsen. CERVEZA, SANGRE y CENIZAS. Traducción de Dirk Gastón. Poemario inédito en castellano.

miércoles, 21 de julio de 2010

Vinalia Trippers, nº 10: Plan 9 del Espacio Exterior: Especial Raúl Núñez.

Como ya habréis tenido tiempo para leer los dos poemas de Raúl Núñez que subimos ayer tarde a este blog, esta mañana subimos la cubierta del especial Raúl Núñez, con ilustración de Silvia Chica, y la contracubierta, en la que viene el nombre de todos los poetas que participan en este homenaje a este escritor, maldito donde los haya. Entre esos poetas están el antólogo y el prologuista de La manera de recogerse el pelo: David González y José Ángel Barrueco. Pero no vamos a barrer para casa y vamos a colgar el poema que Javier Das le dedica a Raúl Núñez.




POEMA PARA AULLAR A RAÚL NÚÑEZ

A veces entro en los bares
esperando encontrarte
y me dicen que ya te has ido.

Estuviste unas horas,
acodado en la barra, bebiendo,
pero te fuiste del brazo de una chica,

rubia.

A veces, por la mañana,
en la estación, entro en los servicios
por si pasaste la noche allí o te
refugiaste del frío,

y sigo mi camino tras lavarme la cara
y comprobar que hace rato
que caminas por las calles.

Reviso las cafeterías, las mesas,
me pido una cerveza y espero,
pero es en vano.

Llegué tarde, como muchos,
como tantos que no te conocíamos
pero que brindamos por ti en más de
un ocasión.

Espéranos, si nos oye,
si te dicen que andamos buscándote,
que seguimos tus pasos,

la siguiente ronda la pagamos
nosotros,

es lo mínimo que podemos hacer,

te la debemos.

Javier Das.




Si alguien quiere hacerse con esta joya puede pedírsela a Vicente Muñoz Álvarez

AZUL



-Vas ao baño?

Non lle contesta. Pecha a porta, corre o pasador tras de si. Agarda, apoiada no lavabo, ata que o oe afastarse cara á cociña. Claro que vai ao baño. Está no baño. É tan obvio. Por que teima en non ver o evidente? Tes a regra? É o carteiro? E así, gústache? Para el só existe o que se di en voz alta. Dicir. Mentres ela non o exprese con palabras, o problema non existirá. Os seus monosílabos. O aceno con que se limpa os beizos despois de cada bico. o seu sexo cada vez máis árido, un glaciar ardiendo baixo un sol negro. Non significan nada para el. Nin sequera unha carta escrita do seu puño e letra o convencería. Só os seus ollos mirándoo á cara, a súa voz dicíndolle xa non te quero, lograrían que el se decatase de que hai un problema. Nada que el non poida solucionar. El sempre atopa unha solución.

No baño vai frío. Envólvese ben na bata. Saca a caixa do peto. Ábrea. Coloca o seu contido sobre o lavabo. Tenta concentrarse nas instrucións. Mentres urina no recipiente, óeo moverse ao outro lado da porta, na cociña. Está fregando os pratos da cea. Nunca quixo un lavalouzas -para que, el está encantado de fregalos por ela-. Pregúntase, unha vez máis, que carallo fai cun tipo que lle nega un lavalouzas. Ten tantos motivos para odialo. É cariñoso. É intelixente. É optimista e responsable. As súas amigas envéxana. Compárano cos espécimes moito máis imperfectos que teñen na casa. Ningún soporta a comparación. Ningunha sabe o afortunada que é.

Engurra o prospecto entre os dedos. Sabe canto lle gustaría a el estar alí, ao seu carón. Claro que el preferiría o salón. Os dous collidos da man mentres el deixa caer a ourina na tarxeta, agardando a que a branca cruz se tinga de azul. Azul. Que apropiado para un anxo da anunciación. Os anxos son fríos e perfectos, todo luz. A xélida luz da verdade. A verdade é que non quere que se pareza a el. Que teña os seus ollos nin os seus beizos nin esas mans xeadas que nunca queimaron a súa pel. A verdade é que non quere que os seus xens naveguen unidos millares de seres por toda a eternidade. Non quere contribuír a que alguén coma el lle faga o amor a outro home, a outra muller, os envolva na pegañenta arañeira do seu amor.

Cando menos escamoteoulle ese momento. Unha vitoria efémera. El ten un talento especial paa atopar o seu momento, ese instante que petrificar na memoria: eu estiven. Eu fixen. Eu sentín. Imaxina os seus beixos húmidos. O seu roibén, orgulloso polo traballo ben feito. O seu riso nervioso. A forza coa que a apertará para soltala de inmediato, coma se ela fose un obxecto fráxil ao que houbese que preservar de todo mal. Vese a través dos seus ollos. Un recipiente precioso, unha boneca rusa pechada nunha vitrina. Ve os longos meses de coidados, de abafadoras, insoportables mostras de amor, de resignada paciencia ante os seus desplantes. Ve toda a adoración que a espera. Azul. Colle o goteiro, éncheo de ourina e deposita unha gota sobre a cruz, pregando para que o xélido azul non impregne a súa vida de máis amor do que pode aturar.


"A Ferida". Begoña Paz. Xerais, 2004.

martes, 20 de julio de 2010

2 poemas de Raúl Núñez

Cierto. Íbamos a hablar de la separata del nuevo Vinalia Trippers, dedicada al escritor Raúl Núñez. Pero primero, para quienes no le conozcan, es necesario escribir algo sobre este auténtico maldito de las letras. Ha escrito varias novelas: Derrama whisky sobre tu amigo muerto (Producciones Editoriales, colección Star Books, Barcelona, 1979); A solas con Betty Boop (Editorial Laia, Barcelona, 1989); La rubia del bar (Editorial Anagrama, Barcelona, 1986), llevada al cine por Ventura Pons; Sinatra (Editorial Anagrama, Barcelona, 1984 y 1986), llevada a la gran pantalla por Francesc Betriu; y Fuera de combate, novela que a día de hoy aún permanece inédita. También una selección de sus relatos: El aullido del mudo (Midons Editorial, Valencia, 1994). Como poeta editó: Juglarock (La mano en el cajón, Barcelona, 1971); Cannabis Flan (Ediciones Marte, Barcelona, 1976); People (Tusquets Editor, Barcelona, 1974); San John López del Camino; y Balada de los Ángeles. Los poemas de todos estos poemarios fueron reunidos en un solo libro por Ediciones de Baile del Sol, Tenerife, 2008, bajo el título: Marihuana para los pájaros. De este libro proceden estos dos poemas:


VEINTICUATRO AÑOS

Veinticuatro años.
No tengo nada.
Ya he tendido los ojos para siempre
a este hermano imbécil o santo del poema.
Ya he elegido.
He cortado las sogas al trapecio
y al caer he cantado.
He cantado siempre.
He tenido coágulos de flores en todas las heridas.
He caminado países
he vuelto
hoy me vuelvo a ir.
He mendigado en puertos extranjeros
y en trenes que cruzaban Europa.
He soñado con Blaise Cendrars.
He tocado la guitarra en una calle de París.
He tenido miedo en Estocolmo
bajo la nieve.
He juntado papeles por la calle
para ir a escribir a una plaza
en la madrugada.
He trabajado, he sido bueno.
Agradezco estar vivo y amar.
Amar a los adolescentes.
Amar a Dylan Thomas y Allen Ginsberg.
Amar los sucios y los locos.
Amar los negros.
Amar a Woodstock.
Amar a todas mis visiones.
Amar a mis amigos.
Amar el mar.
Amar la mágica incertidumbre del camino.
Veinticuatro años
y sé

que el poema sobrevivirá a todo.




JUDITH

Judith que me hablabas de muertos entre una tortilla de patatas
y judías verdes mientras buscabas los ojos de tu padre en el vaso de vino.
Judith que vendías drogas por los bares de noche y quedabas sola
en el alba haciendo pis en un callejón de Barcelona.
Judith que hervías rosas robadas y tocabas un flauta hindú bajo la
lluvia y que ahora estás loca en Marruecos con tu pálida peca del
meñique y tu cabeza llena de rulos rubios.

Ahora estás loca en Marruecos comiéndote las manos.
Ya no me hablas de las últimas palabras de tu abuela que aparece
azul y desnuda colgando de los flecos de alucinados árboles de manos.
Ya no me hablas de los pulmones rotos de tu padre y su gran flema roja
en la nieve de un pueblo gris y sucio de Inglaterra.

Ahora estás loca en Marruecos comiéndote las manos.
Ya no me tocas el pelo ni las manos en tu habitación llena de pájaros
de hilo y delgadas velas rosadas fabricando terribles rostros en las
paredes negras.

Ahora estás loca en Marruecos comiéndote las manos.
El mar de ojos grises te ve dibujar una pequeña casa de arena de la
playa y el viento se te mete en los ojos que al final caen en la noche.

Ahora estás loca en Marruecos comiéndote las manos,
y un moro te tira una bola de carne frita a la cabeza rubia cuando quieres robar
un poco de comida.



Y mañana sí. Mañana hablaremos de la separata de Vinalia Trippers, dedicada a este gran poeta y narrador, dedicada a Raúl Núñez.

Vinalia Trippers, nº 10, segunda época: Plan 9 del Espacio Exterior.

El equipo original de este mítico fanzine vuelve a la carga con este "Plan 9 del Espacio Exterior" entre cuyos colaboradores, tanto escritores como ilustradores, nos encontramos a gran parte de lo más representativo de la contracultura de este país y no vamos a dar nombres pues están todos en la contracubierta de este fanzine que por su diseño se asemeja más a un libro o a una antología. ¡Chapeau!



¡SÁLVENSE QUIEN PUEDA!

Ya están aquí. Entran, muy dignos, en el antro, orgullosos de pertenecer a otro planeta. Con aires de aristócratas, se pasean tanteando el terreno, concentrados, exhibiendo poses elegantes con cubatas y cigarrillos mientras los parroquianos habituales bailan al ritmo de la música Indie y hablan a gritos de temas rutinarios con sus amigos. Estos curiosos seres, ataviados con uniformes parecidos -gafas de diseño, palestinas, boinas, chapas reivindicativas y bambas- han venido dispuestos a conquistar este ruidoso planeta. ¡Cuidado, inocentes criaturas, estos peculiares seres están hambrientos! Estos alienígenas urbanos, sean atractivos o poco agraciados, son embaucadores, trovadores hábiles de la palabra, y sus víctimas son susceptibles de caer en las redes de su egolatría. Los especímenes macho y hembra, muy elocuentes, coquetean, intentan abducir a la gente del pub con talentosos cantos líricos, y consiguen impresionar al personal con su catálogo de premios literarios, libros publicados y habilidades amatorias. ¡Corred, humanos débiles, corred de esta moderna bacanal! ¡Nos han invadido los "poetos" de "poesía-en-mi-bragueta" y las poetas de falda, poema y braga! ¡Sálvense quien pueda!

Ana Patricia Moya.



Y no solo eso. Este nuevo Vinalia Trippers incluye una separata dedicada a un poeta y narrador cuyo nombre resultará desconocido para gran parte de los lectores. Su nombre: Raúl. Su apellido: Núñez... RAÚL NÚÑEZ... Pero de él nos ocuparemos esta tarde...

lunes, 19 de julio de 2010

UNA MUJER APALEADA ES UNA MUJER PELIGROSA

Una mujer apaleada es una mujer peligrosa, dijo Sam. Como todas, contestó el camarero con una sonrisa medio torcida. Sam bebía tequila, uno tras otro; masticaba la corteza del limón seco que quedaba, una manera como otra cualquiera de avivar la herida, de rebelarse. El camarero seguía con el mismo vaso en la mano, no conseguía quitar una diminuta mancha de barra de labios que se resistía al agua, al jabón, y a sus manos expertas tras años detrás de la barra. Qué estúpida, susurró Sam, y pidió otro tequila. Cuando el camarero se acercó, él le agarró el brazo con fuerza y mirándole a los ojos, le dijo: Esa rubia no volverá a engañarme. El camarero no soltó el vaso, cuando le dejó libre fue a buscar su décimo tequila. Le dejó la botella al lado y siguió limpiando el vaso. Sam le llamó. Cuando se acercó, vio como los ojos de Sam estaban enrojecidos, coléricos. Sam le agarró la cabeza con ambas manos, como en una extraña plegaria o súplica. Le empujó hacia atrás. El vaso calló al suelo, brillante, sin marca alguna ya. Sam dijo: Las mujeres apaleadas son peligrosas. Se levantó y se dirigió a la puerta. Entonces el camarero pudo ver cómo al alejarse su pierna izquierda dejaba un rastro de sangre.


Ana Vega

viernes, 16 de julio de 2010

CALÍPTICO

Que respires todavía
no es para mi pulso.
Duele como si Cronenberg
lo estuviera manejando.
No es para mi pulso,
lánguido y cansado,
que en una avenida del este,
mirando más bien a La Meca,
siga latiendo la voz del muerto.
Que cuando yo te olvide
no habrá tú,
ya serás otro.
Y sé que quien enfrenta cara a cara
a los que reparten los ases
obtienen su castigo irremediablemente.
Pero es la misma sensación
de vergüenza y alegría
de cuando tu padre te mira
y te dice que estás guapa.
El bebé Lindbergh no volvió.
Tampoco lo esperaban.

jueves, 15 de julio de 2010

Un poema de Ángel Calle

"eran cuatro del grupo de Ulises, seis hijos de Dolio
y este mismo y Laertes tomaron también la armadura"
                                                                        HOMERO


Sin las manos de Penélope
Ulises hubiera sido un aventurero absurdo.

Sin el canto de Homero
otro soldado desconocido.

De Los Vínculos, de Ángel Calle.

POLÍGLOTA



POLÍGLOTA


Quizais noutro
idioma
puidese
ser
feliz.

miércoles, 14 de julio de 2010

Un poema de Manuel del Barrio Donaire

EL SER Y LA NADA

No hay nada bueno en ti, por eso te amo.
J.M. FONOLLOSA


No te conoce nadie, ni siquiera
tú sabrías decir quién eres,
de quién es esa carne, de quién ese dolor abdominal.

No hay nada bueno en ti.

Tu semen es igual
al de cualquier agente de seguros.



Poema del libro "Confesiones de un soltero autopoético"
I Premio Nacional de Poesía "Princesa de Éboli", 2008
Editorial Point de lunettes.

martes, 13 de julio de 2010

Un poema pequeño de Isabel Bono

el milagro de los planes y los peces

los planes se multiplicaban
los peces se los comían

domingo, 11 de julio de 2010

herrumbre que se va depositando en los huesos a modo de conciencia física

el cartílago se va desgarrando a medida que el recuerdo pesa

hasta la desaparición completa

sólo hueso entonces

tierra




Ana Vega

Ezequías Blanco: Una ceja de asombro.



Desde que tenemos muerta el alma
no hay litigio ninguno entre nuestros sentidos
no hay disputa fijada por valores dudosos...

Nuestras mentes crean sueños sin cesar
sueños sin peso rodeados de sombras
cuyos vuelos no proceden ni de noche ni de día
de los templos del aire del poder de los dioses
sino de las heridas de los más desgraciados...

Aunque ha habido verdad en nuestros hechos
todo lo percibimos como una gran mentira...

Desde que tenemos muerta el alma
somos capaces de engendrar sin embargo
esperanza en las urbes miserables
porque en nosotros alienta el trágico espíritu
de los héroes antiguos: ni verdaderamente vivo
ni verdaderamente muerto.

Ezequías Blanco. UNA CEJA DE ASOMBRO. Entradilla de Antonio Hernández. Coda de Manolo Romero. Fotografía de portada de Matilde Málaga. Huerga y Fierro editores, Madrid, 2010.

sábado, 10 de julio de 2010

Un poema de Anne Michaels

Obsesión de sacrificar la luz
a la riqueza de lo sumergido.
Pero el amor es separación,
la membrana que se divide en la naranja,
la superficie de plata
que se vuelve cristal en un espejo.

Hay un fracaso en cada intento.

El arte emerge del silencio;
silencio, desde nuestro lugar en el mundo.


Del libro "El peso de las naranjas" de Anne Michaels.
Bartleby editores.

Micropoemas de Ajo en La sexta

viernes, 9 de julio de 2010

Tres poemas de Alejandro Robles

el mundo ha dejado de latir

finjo
que he muerto con él

+

de lo solicitado a lo prohibido
de lo invernal a lo desértico

pasarse días sin dormir
no tener nada que soñar

+

mayor capacidad de razón
menor capacidad cardíaca

tengo el corazón hecho añicos
de ponerlo a prueba

voy a navegarme en charcos


Poemas del libro "Nothing on heirs, nothing on dogs"
de Alejandro Robles (Málaga, 1992).
Publicado en la colección Monosabio (Málaga, 2010).

Poema y collage Lola Lugo



La muerte,
aquí,
se sobrelleva.

Mire usted,
este clima adormece.

Hasta las flores
bostezan
y
los pájaros son perezosos.

Cuando murió mi marido
el salitre,
en pocos días,
se comió su nombre.

A él
le hubiera gustado.

jueves, 8 de julio de 2010

Dos poemas de Fernando Sanmartín

SÉ QUE NO LLAMARÁS

Aprendo, pues,
el lenguaje del desierto.

+

CUANDO NO ESTÁS

la noche
es un gavilán disecado
en un cubo de basura


Del libro Manual de supervivencia (consejos inútiles) Ed. PUZ, Zaragoza 2003.

miércoles, 7 de julio de 2010

Un poema de Juan Pardo Vidal



TERAPIA

Cortar pedacitos cortar pedacitos
cortar pedacitos de papel
como si estuvieses loco
como si hubiera un orden en las cosas rotas
en los pedacitos de papel
cuadrados sobre la mesa
abrir la ventana o soplar muy fuerte
para poder cortar más pedacitos
otros pedacitos casi igual parecidos
con distintos mensajes con consonantes rotas
trocitos de papel cuadraditos de vida
pedacitos en fila india
como palabras a un analfabeto.



"Poesía para insensibles". Juan Pardo Vidal. Eppur, 2009.

martes, 6 de julio de 2010

poema para un martes muy caluroso

Poema del necesario margen de eternidad cotidiano

Restablecer el silencio, ése es el papel de los objetos.
Samuel Beckett

Se ha soltado el pelo y se ha quitado
los zapatos y los ha dejado ahí, a un lado,
cerca de la pared. Y yo voy a sentarme
a su lado y voy a coger esa naranja que me tiende.
Y luego voy a hablar con ella
acerca de cualquier cosa durante un rato,
no hay ninguna prisa. No hay
prisa.

Vamos a estar así,
como si no ocurriera nada, como si nunca
ocurriera nada y hubiéramos estado
siempre aquí sentados
junto a la puerta como sentados
ante la eternidad, una pala apoyada
sobre el seto de brezo, una vieja
regadera oxidada
entre el falso jazmín.

Tan pronto entramos en el tiempo
como salimos de él y volvemos
a entrar.

A veces ni siquiera nos damos cuenta
pero entre tanto cae la noche
y de pronto nos sorprende comprobar
que llevamos mucho tiempo
a oscuras y que es necesario
encender la luz y preparar algo rápido
para la cena.


Poema del libro "Apuntes para un futuro manifiesto"
de Fernando Luis Chivite.
DVD ediciones.

domingo, 4 de julio de 2010

Poema visual de Cristina Morano

AMOR DESTRAGADO (Lucía Fraga)

Te has ido, dando un portazo.
Ya puede la muerte llevarme.

¿Qué puedo hacer con tanto amor destragado?

Ya no me quedan lágrimas, ni ganas de llorar,
Tan sólo un hueco en el pecho como si un pájaro
me hubiera devorado el corazón a picotazos
y ni de mi alma ni de ese hueco deja de manar sangre.

Ya puede la muerte llevarme.

Apenas queda ya nada de mí.
Todo te lo llevaste en tu maleta:
Cuerpo, alma, sentimientos y sentidos,
Excepto, este dolor agudo como una navaja afilada.

Ya puede la muerte llevarme.

¿Qué puedo hacer con tanto amor destragado?

Abriré con esa navaja mis venas al sol
Y escribiré tu nombre con sangre por las paredes,
Haré cruces de amor para invocarte,
Antes de que el sueño eterno me borre para siempre.

Ahora sí.
Ahora sí, ya puede la muerte llevarme.

sábado, 3 de julio de 2010

El Tejedor en... Madrid: 1 poema de José Ángel Barrueco




ESO ERA LA FELICIDAD

nosotros en la cocina,
riendo y conspirando
contra el tirano

un vinilo despidiendo rock a todo volumen
en el salón lleno de antiguedades

la lectura sobre una mecedora,
con el gato sentado en las piernas,
ronroneando feliz, como nosotros

las películas y las series y los dibujos animados,
compartidos entre los hermanos y a veces la madre

la visita de mis primos,
que se iban antes de su aparición,
y nuestras conversaciones trufadas de bromas

la libertad del felino, que rondaba sin miedo por casa
mientras nosotros disfrutábamos de su compañía y del sosiego

pero entonces llegaba él.

José Ángel Barrueco. EL TEJEDOR EN... MADRID (15 poetas en Madrid). Selección y prólogo de David González. Imágenes: Eduardo & Seco. Edita: La Única Puerta a la Izquierda, Bilbao, 2010.




jueves, 1 de julio de 2010

MULTIDISCIPLINAR

Ritmo es cantidad de vida por minuto
y soy del colibrí cuando me pongo.
Soltaré el ancla sin importar quién esté abajo
¿no es de tontos esperar el batacazo y luego quejarse?
Que bien pudiera ser estúpido ese color pastel y esa magia
que no existe
más que en las películas amables de los 60,
pero también uno necesita un paso llano, un paso ancho,
mentiroso, sí, y por eso bello.
Que esto es otra cosa,
ni mejor, ni peor,
más bien distinta,

si lo entiendes me tendrás siempre a tu lado,
si me entiendes ganarás la lotería que no toca.

La manera de recogerse el pelo. Presentación en Sevilla.