jueves, 4 de diciembre de 2008

un poema de silvia oviedo

son las seis a.m.
en el telediario un hombre habla de otro hombre
que habla de otro hombre que habla de mi hombre
la calle está helada

yo intento entender el olvido y la muerte

te veo desnudo;
eres eterno

eres el eje que mueve el mundo esta mañana
ahora que yo no puedo dejar de pensar en el olvido y la muerte
ahora que no pasa ningún coche fuera
ahora que no pasa nada fuera

dentro explota

3 comentarios:

Raquel dijo...

Interesante blog, me iré pasando...
R.

Nikaperucita dijo...

Y después de leer esto me quedo con la sensación de que me pierdo algo día a día. Quiero sentir esas cosillas de nuevo :)

manu dijo...

el silencio puede ser aterrador. como una noche de martes al apagar la luz y solo escuchar el ruido de la manecilla del reloj...segundo tras segundo.

ese silencio que lejos de calmarnos, genera calvario.

saludos

sepa disculpar que haya comentado sin pedir permiso