martes, 25 de noviembre de 2008

Suite domestica de Cristina Morano

La suite doméstica

25 de noviembre, Día Internacional contra la violencia de género


1 - El perdón
Hoy la casa estaba pintada de azul
pero nos escondíamos, nos rebelábamos a la dulzura.
Cuándo y cuánto me será perdonado
entre las cosas que voy juntando, ganadas al espacio,
cuánto de aquello con lo que vivo me será perdonado
y hasta dónde podré llegar con todo ello.


2 - La víctima

“Y, tranquila, que esta vez
nadie está vigilándote”.
Antonio de Pinto

No odiaba el miedo por el miedo
sino por hacer de mí un animal
indescifrable,
que intentará parar el daño,
aun cuando la mano tendida
lleve unos tallos de iris.
Pues permanece todavía el ademán
arisco que el desamparo impone
en las maneras de los solos. Su extrema
vulnerabilidad a los detalles.
La sensación de que el siguiente
golpe se retrasa.


4 - Matador
No llevaba ninguna marca diabólica,
no tenía cuernecillos rojos,
ni un número. Era guapo,
buen hijo, extrovertido y genial
para las fiestas. Como cualquiera.
La primera vez que le quité las gafas,
ella pensó que iba a limpiárselas.
Cuando rompimos, los compañeros
me miraban, luego, por la calle,
como si fuera un monstruo,
algo muy raro.
Algo que nadie nunca
hubiera admitido como perteneciente
a los de su especie.
Que nadie nunca.


5 - La siguiente
Usted se equivoca, le repito,
aunque me vea así.
La luz de este ascensor
me hace mayor y más tristona.
Esto no es un caso de maltrato,
acabo de dejarle lamentándose.
Sí, tenemos problemas, graves, de pareja,
sobre todo de dinero.
Pero no se equivoque, yo
no necesito de su ayuda.
Tenga su pañuelo.


Cristina Morano (El fragmento “La víctima” salió en la revista Nayagua de Getafe, y la 5ª parte "La siguiente" saldrá en la antología que prepara David González)

1 comentario:

VUK dijo...

cris, me gusta mi piel de gallina después de leerte; intento alisarla pero no hay nada que hacer...