martes, 27 de julio de 2010

un poema de isabel bono

no hay herida sin cicatriz
para Begoña Paz, porque lo es todo

hay mujeres destiladas
que siembran sin miedo la tierra de antorchas

hay mujeres de barro que no acaban de secarse

hay mujeres prerrafaelistas
que no necesitan túnica ni granadas
para parecer proserpinas

hay mujeres misteriosas que lo consiguen todo

hay mujeres tortuga y mujeres jaula
y mujeres salvajes

hay mujeres adoquín y mujeres cereza

yo no quiero ser ninguna
yo no quiero ser nadie

yo no quiero ser nada

1 comentario:

L.P dijo...

Estremecedor, Isabel!!

bsines
L;)