jueves, 5 de agosto de 2010

1 poema de Max Vigo.

El mendigo de la plaza
se ha mudado
dice que ahora tiene competencia

su boca espumajea
en la letanía inerte
del oleaje que perece en la orilla

"hágame usted caso
muchacha, caballero
¿tiene algo de leche,
una limosna?"

medio cartón de vino,
un perro escuálido, de ojos vidriosos,
sin esperanza, pero fiel
como el de Chaplin,
y jeringas venosas de platino,
plúmbeo equipaje de mano

Nadie le ofreció naranjas
ni horizontes, ni zapatos de charol
o mujeres huesudas de prominentes muñecas

lleva marcada la cruz de los impíos
los estigmas imborrables y perversos
y el áspero lenguetazo del gato
que no lame las heridas

Diego del Monte. Poema inédito.

1 comentario:

L.P dijo...

He visto a ese mendigo, en la plaza, en la calle y en tu poema, demoledor.

L;)